1 Lej Leja, לך לך Gn 12:1 – 17:27

12 YAHWÉH le dijo a Avram: “Vete para ti de tu tierra natal y de la casa de tu padre a la tierra que Yo te mostraré.

2 Haré de ti una nación grande, y te bendeciré; engrandeceré tu nombre, y serás una bendición.

3 Bendeciré a los que te bendigan y degradaré al que te maldiga; y todas las familias de la tierra se bendecirán por medio de ti”.

4 Avram salió como YAHWÉH le había mandado, y Lot fue con él. Avram tenía setenta y cinco años de edad cuando salió de Jarán.

5 Avram tomó a su esposa Saray y a Lot, el hijo de su hermano, y toda la riqueza que habían acumulado, y las personas que habían adquirido en Jarán; y se dirigieron a la tierra de Kenaán. Cuando llegaron a la tierra de Kenaán,

6 Avram atravesó la tierra hasta el sitio de Shejem, en la encina de Moréh. Los cananeos estaban entonces en la tierra.

7 YAHWÉH se le apareció a Avram y le dijo; “Yo le asignaré esta tierra a tu descendencia”. Y él edificó allí un altar a YAHWÉH que se le había aparecido.

8 Desde allí se trasladó a la serranía al este de Betel y montó su carpa, con Betel al oeste y Hai al este; y edificó allí un altar a YAHWÉH e invocó a YAHWÉH por Su Nombre.

9 Luego Avram viajó por etapas hacia el Néguev.

10 Hubo un hambre en la tierra, y Avram bajó a Mitzraim a residir como extranjero allí, porque el hambre era severa en la tierra.

11 Cuando estaba por entrar a Mitzraim, le dijo a su esposa Saray: “Yo sé que tú eres una mujer hermosa.

12 Si los egipcios te ven y piensan que eres mi esposa, me matarán a mí y te dejarán a ti viva.

13 por favor, di que eres mi hermana, para que no me pase nada por causa tuya, y que siga con vida gracias a ti”.
DEVARIM YAHWÉH

14 Cuando Avram entró a Mitzraim, los egipcios vieron que la mujer era hermosísima.

15 Los cortesanos del Faraón la alabaron delante de él, y llevaron a la mujer al palacio del Faraón.

16 Y en atención a ella le fue bien a Avram; adquirió ovejas, bueyes, asnos, esclavos, esclavas, asnas y camellos.

17 Pero YAHWÉH afligió al Faraón y a su familia con fuertes plagas por causa de Saray, la esposa de Avram.

18 El Faraón mandó buscar a Avram y le dijo: “¡Mira lo que me has hecho! ¿Por qué no me dijiste que ella era tu esposa?

19 ¿Por qué dijiste que era tu hermana, dando lugar a que yo la tomara como esposa? Bueno, aquí tienes a tu esposa; tómala y márchate”.

20 Y el Faraón puso unos hombres a cargo de él, y lo despacharon con su esposa y todo lo que poseía.

13 Desde Mitzraim Avram subió al Néguev, con su esposa y todo lo que poseía, junto con Lot.

2 Ahora bien, Avram era muy rico en ganado, plata y oro.

3 Y se trasladó por etapas desde el Néguev hasta Betel, al lugar donde había estado primeramente su carpa, entre Betel y Ai,

4 el lugar del altar que él había edificado al principio; y allí Avram invocó a YAHWÉH por Nombre.
DEVARIM YAHWÉH

5 Lot, quien fue con Avram, tenía también rebaños y manadas y carpas,

6 de modo que el terreno no podía mantenerlos mientras estuvieran juntos; porque sus posesiones eran tan grandes que no podían continuar juntos.

7 Y hubo disputas entre los pastores de las manadas de Avram y los de las manadas de Lot. Los cananeos y los pereceos habitaban entonces en la tierra.

8 Avram le dijo a Lot: “Que no haya contienda entre tú y yo, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos.

9 ¿No está toda la tierra delante de ti? Separémonos: si tú vas a la izquierda yo iré a la derecha; y si tú vas a la derecha yo iré a la izquierda”.

10 Lot miró a su alrededor y vio lo bien regado que estaba todo el valle del Yardén, esto fue antes de que YAHWÉH destruyera a Sedom y a Amoráh, como el huerto de YAHWÉH, así era la tierra de Egipto cuando se entraba desde Tzóar.

11 De modo que Lot escogió para sí todo el valle del Yardén, y viajó hacia el este. Así se separaron uno del otro;

12 Avram se quedó en la tierra de Kenaán, mientras que Lot se estableció en las ciudades del valle, montó sus carpas cerca de Sedom.

13 Ahora bien, los habitantes de Sedom eran malvados y muy pecadores delante de YAHWÉH.

14 Y YAHWÉH le dijo a Avram, después que Lot se retiró de él: “Levanta la vista y mira desde donde estás, al norte y al sur, al este y al oeste,

15 porque te doy toda la tierra que ves, a ti y a tu descendencia para siempre.

16 Haré a tu descendencia como el polvo de la tierra, de modo que si alguien puede contar el polvo de la tierra, entonces también tu descendencia podrá contarse.

17 Levántate, pasea por la tierra a su largo y a su ancho; que a ti he de dártela.”

18 Y Avram mudó su carpa, y vino a vivir en la encina de Mamré, que está en Hevrón; y edificó allí un altar a YAHWÉH.
DEVARIM YAHWÉH

14 Un día, cuando el rey Amrafel de Shinar, el rey Arioj de Elasar, el rey Kedorlaomer de Elam y el rey Tidal de Goim

2 le hicieron la guerra al rey Bera de Sedom, al rey Birshá de Amoráh, al rey Shinab de Admah, al rey Sheméber de Tsevoim, y al rey de Bela, que es Tsoar,

3 todos los últimos unieron fuerzas en el Valle de Sidim, ahora el Mar Salado.

4 Por doce años habían servido a Kedorlaomer, y en el año decimotercero se rebelaron.

5 En el año decimocuarto vinieron Kedorlaomer y los reyes que estaban con él, y derrotaron a los refaím en Ashterot Karnaim, a los zuzim en Jam, a los emim en Sayeh Kiryataim,

6 y a los joreos en la serranía de Seír hasta El Parán, que queda junto al desierto.

7 Cuando regresaban entraron a En Mishpat, que es Kadesh, y subyugaron todo el territorio de los Amalekitas, y también de los amorreos que habitaban en Hatsatsón Tamar.

8 Entonces el rey de Sedom, el rey de Amoráh, el rey de Admah, el rey de Tsevoim, y el rey de Bela, que es Tzoar, salieron y se enfrascaron en una batalla en el Valle de Sidim.

9 El rey Kedorlaomer, de Elam, el rey Tidal de Goim, el rey Amrafel de Shinar, y el rey Arioj de Elasar, cuatro reyes contra aquéllos cinco.

10 Sucedió que el Valle de Sidim estaba lleno de pozos de brea; y los reyes de Sedom y Amoráh, en su huida, se cayeron en ellos, mientras los restantes escaparon a la serranía.

11 [Los invasores] se apropiaron de toda la riqueza de Sedom y Amoráh y de todas sus provisiones, y siguieron su camino.

12 También se llevaron a Lot, el hijo del hermano de Avram, y sus posesiones, y se marcharon; porque este se había radicado en Sedom.

13 Un fugitivo le llevó la noticia a Avram el hebreo, quien vivía en la encina de Mamré el amorreo, pariente de Eshkol y Aner, quienes eran aliados de Avram.

14 Cuando Avram se enteró de que habían tomado cautivo a su hermano, reunió a sus criados, nacidos en su familia, que eran trescientos diez y ocho, y emprendió una persecución hasta Dan.

15 Por la noche, él y sus servidores se desplegaron contra ellos y los derrotaron; y los persiguió hasta Hobáh, que queda al norte de Damasek.

16 Recuperó todas las posesiones; también recuperó a su hermano Lot y todas sus posesiones, y a las mujeres y al resto de la gente.

17 Cuando regresó de derrotar a Kedorlaomer y a los reyes que lo acompañaban, el rey de Sedom salió a recibirlo en el Valle de Shavéh, que es el Valle del Rey.

18 Y el rey Malki-Tsedek de Salem sacó pan y vino; él era un sacerdote de ‘El-Elyón (El Altísimo).

19 Lo bendijo diciendo: “Bendito sea Avram de ‘El-Elyón, Creador de los cielos y la tierra.

20 Y bendito sea ‘El-Elyón, quien ha entregado a tus enemigos en tus manos”. Y [Avram] le dio una décima parte de todo.
DEVARIM YAHWÉH

21 Luego el rey de Sedom le dijo a Avram: “Dame a las almas (que salvaste) y toma las posesiones para ti”.

22 Pero Avram le dijo al rey de Sedom: “Alzo mi mano y juro a YAHWÉH, ‘El- Elyón, Creador de los cielos y la tierra,

23 que no tomaré siquiera el cordón de una sandalia de lo que te pertenece; no dirás que tú fuiste quien me enriqueció.

24 Para mí, nada más que lo que han usado mis servidores; en cuanto a la parte de los hombres que fueron conmigo –Aner, Eshkol y Mamré– que tomen su parte”.

15 Algún tiempo después, vino la palabra de YAHWÉH a Avram en una visión. Dijo: “No temas, Avram, YO SOY un escudo para ti; tu recompensa es muy grande”.

2 Pero Avram dijo: “Soberano YAHWÉH, ¿qué podrás darme, viendo que voy a morir sin hijos, y el que está a cargo de mi casa es Eliézer de Damasek”.

3 Avram agregó: “Ya que tú no me has dado descendencia, mi mayordomo será mi heredero”.

4 Vino a él la palabra de YAHWÉH en respuesta: “Ese no será tu heredero; nadie más que tu propio hijo será tu heredero”.

5 Lo llevó afuera y le dijo: “Mira al cielo y cuenta las estrellas, si puedes contarlas”. Y añadió: “Así será tu descendencia”.

6 Y porque puso su fe en YAHWÉH y Él se lo contó por justicia.
DEVARIM YAHWÉH

7 Entonces le dijo: “YO SOY YAHWÉH, que te saqué de Ur de los caldeos para asignarte esta tierra como posesión”.

8 Y él dijo: “YAHWÉH Elohim, ¿cómo sabré que voy a poseerla?”

9 Él le respondió: “Tráeme una novilla de tres años, una cabra de tres años, un cordero de tres años, una tórtola y un ave joven”.

10 Él le trajo todo esto y los cortó en dos, poniendo cada mitad frente a la otra, pero no cortó el ave.

11 Las aves de rapiña venían sobre los cadáveres, y Avram las espantaba.

12 Cuando el sol estaba para ponerse, le vino un profundo sueño a Avram, y un terror grande y oscuro bajó sobre él.

13 Y le dijo a Avram: “Tu descendencia será extranjera en una tierra que no es suya, y serán oprimidos y esclavizados por cuatrocientos años;

14 pero Yo ejecutaré juicio sobre la nación a la que ellos le sirvan, y al final saldrán libres con una gran riqueza.

15 En cuanto a ti, tú irás con tus padres en paz; serás sepultado a una edad muy avanzada.

16 Y regresarán aquí en la cuarta generación, porque la maldad de los amorreos no se ha completado aún”.

17 Cuando se puso el sol y se hizo muy oscuro, apareció un horno humeante, y una antorcha llameante que pasaba por entre las mitades.

18 En aquel día YAHWÉH hizo una alianza con Avram, diciendo: “A tu descendencia le asigno esta tierra, desde el río de Mitzraim hasta el gran río, el río Perat:

19 los kinitas, los kenizitas, los qadmonitas,

20 los hijos de Jet, los perezitas, los refaím,

21 los amorreos, los cananeos, los guirgashitas y los yevusitas”.

16 Y Saray, la esposa de Avram, no le había dado hijos. Ella tenía una criada egipcia llamada Hagar.

2 Y Saray le dijo a Avram: “Mira, YAHWÉH me ha privado de dar a luz. Únete a mi criada; tal vez yo tenga hijos por medio de ella”. Y Avraham le hizo caso al pedido de Saray.

3 Así que Saray, la esposa de Avram, tomó a su criada, Hagar la egipcia –después de haber vivido Avram diez años en la tierra de Kenaán– y se la dio a su esposo Avram como esposa.

4 Él conoció a Hagar y esta concibió; y cuando ella vio que estaba encinta, sintió desprecio por su ama.

5 Y Saray le dijo a Avram: “¡El mal que se me ha hecho es culpa tuya! Yo misma puse a mi servidora en tus brazos; ahora que ella ve que está encinta, me mira con desprecio. ¡Que YAHWÉH juzgue entre tú y yo!”

6 Avram le dijo a Saray: “Tu servidora está en tus manos. Trátala como mejor te parezca”. Entonces Saray la trató duramente, y ella se le escapó.

7 Un malaj de YAHWÉH la encontró junto a un manantial de agua en el desierto, el manantial del camino que va a Shur,

8 y le dijo: “Hagar, esclava de Saray, ¿de dónde has venido, y a dónde vas? Y ella dijo: “Estoy huyendo de mi ama Saray”.

9 Y el mensajero de YAHWÉH le dijo: “Vuelve a tu ama, y sométete bajo su mando”.

10 El mensajero de YAHWÉH le dijo además: “Yo aumentaré enormemente tu descendencia, y serán demasiados para contarlos”.

11 El mensajero de YAHWÉH agregó: “Mira, tú estás embarazada y tendrás un hijo; lo llamarás Ishmael, porque YAHWÉH se ha fijado en tu sufrimiento.

12 Él será un hombre como asno salvaje; su mano contra todos, y la mano de todos contra él; habitará frente a todos sus hermanos”.

13 Y ella llamó a YAHWÉH que le habló: “Tú eres ‘El-Roí” (El Poderoso se ve), con lo cual quiso decir: “¡He seguido viendo después que Él me vio!”

14 Por eso el pozo se llamó Beer-lajai-roí {Pozo del Viviente que me ve} –y queda entre Kadesh y Béred.

15 Hagar le dio un hijo a Avram, y Avram llamó al hijo que le dio Hagar Ishmael.

16 Avram tenía ochenta y seis años de edad cuando Hagar le dio a Ishmael.

17Cuando Avram tenía noventa y nueve años, YAHWÉH se le apareció y le dijo: “YO SOY ‘El-Shaday {el Poderoso Omnipotente}. Camina en Mis caminos y sé perfecto.

2 Yo estableceré Mi Alianza entre tú y yo, y te haré extremadamente numeroso”.

3 Avram se tiró sobre su rostro; y Elohim le dijo además:

4 “En cuanto a Mí, este es Mi alianza contigo: Tú serás el padre de una multitud de naciones.

5 Y no te llamarás más Avram {Padre Exaltado}, sino que te llamarás Avraham {Padre de Muchos}, porque Yo te hago el padre de una multitud de naciones.

6 Te haré extremadamente fértil, y haré naciones de ti; y reyes saldrán de ti.
DEVARIM YAHWÉH

7 Mantendré Mi Alianza contigo y con tu descendencia por venir, como una alianza eterna a través de las generaciones, seré un Elohim para ti y para tu descendencia venidera.

8 La tierra en la que moras como extranjero te la asigno a ti y a tu descendencia por venir, toda la tierra de Kenaán, como propiedad perpetua. Yo seré el Elohim de ellos”.

9 Elohim le dijo además a Avraham: “En cuanto a ti, tú y tu descendencia por venir a través de los siglos cumplirán Mi alianza.

10 Esta será Mi alianza contigo y con tu descendencia que vendrá, la cual ustedes cumplirán: todo varón entre ustedes se circuncidará.

11 Ustedes circuncidarán la carne de su prepucio, y esa será la señal de Mi Alianza entre ustedes y Yo.

12 Y a través de las generaciones, a todo varón entre ustedes lo circuncidarán a la edad de ocho días. En cuanto al esclavo nacido en la familia y al comprado de un extraño,

13 deben circuncidarse, el nacido en la familia y el comprado por igual. Así estará Mi alianza marcada en su carne como un convenio perpetuo.

14 Y si algún varón que no esté circuncidado se niega a circuncidar la carne de su prepucio, esa persona será cortada de su raza; ha quebrantado Mi Alianza”.

15 Y Elohim le dijo a Avraham: “En cuanto a tu esposa Saray, no la llamarás Saray, sino que se llamará Sarah.

16 Yo la bendeciré; de hecho, te voy a dar un hijo por medio de ella. La bendeciré de modo que dé origen a naciones; gobernantes de pueblos saldrán de ella”.

17 Avraham se tiró sobre su rostro y se rio mientras se decía: “¿Le podrá nacer un niño a un viejo de cien años, o podrá Sarah tener un hijo a los noventa?”

18 Y Avraham le dijo a ha’Elohim: “¡Oh sí, que Ishmael pueda vivir mediante Tu favor!”

19 Elohim dijo: “Sin embargo, Sarah tu esposa te dará un hijo, y lo llamarás Yitzjak {Risa}; y Yo mantendré Mi alianza con él como una alianza perpetua para su descendencia por venir.

20 En cuanto a Ishmael, te he escuchado; lo bendeciré; lo haré fértil y extremadamente numeroso. Él será padre de doce príncipes, y haré de él una gran nación.

21 Pero Mi Alianza la mantendré con Yitzjak, el que te dará Sarah para este tiempo el año que viene”.

22 Y cuando acabó de hablar con Avraham, Elohim se retiró.

23 Entonces Avraham tomó a su hijo Ishmael, y a todos sus esclavos nacidos en la familia, y a todos los que había comprado, a todo varón en la familia de Avraham, y circuncidó la carne de sus prepucios aquel mismo día, como Elohim le había dicho.

24 Avraham tenía noventa y nueve años cuando circuncidó la carne de su prepucio,

25 y su hijo Ishmael tenía trece años cuando le circuncidaron la carne de su prepucio.

26 Así Avraham y su hijo Ishmael se circuncidaron aquel mismo día;

27 y toda su familia, sus esclavos nacidos en casa y los que habían sido comprados de extraños, se circuncidaron con él.
DEVARIM YAHWÉH

Yeshayahu/Isa. 40:27-41:16

27 ¿Por qué te quejas, Yaakov; por qué dices, Israel: “Mi senda está escondida de YAHWÉH, mis derechos son ignorados por Elohim?”

28 ¿No han sabido, no han oído que El Elohim Eterno, YAHWÉH, el creador de los confines de la tierra, no se cansa ni se fatiga? Su entendimiento no puede ser penetrado.

29 El da vigor al exhausto, El da fuerza al que está sin energía.

30 Los hombres jóvenes se cansan y se fatigan, aun los más capaces pueden tropezar y caer;

31 pero aquellos que esperan en YAHWÉH renovarán su fuerza, ellos volarán en lo alto como si con alas de águila; cuando estén corriendo no se fatigarán, cuando estén caminando no se cansarán.

41 ¡Guardad silencio delante de Mí, oh islas, y renueven los pueblos sus fuerzas! ¡Acérquense y entonces hablen! ¡Lleguémonos juntos a la justicia!

2 ¿Quién ha levantado del este uno que es justo y lo ha llamado para estar a Su servicio? El entrega naciones a Él, y sujeta a los reyes a Él; Su espada los reduce a polvo, Su arco, a paja que vuela.

3 Los persigue, pasando adelante en Shalom apenas tocando la senda con Sus pies.

4 ¿De quién es esta obra? ¿Quién ha hecho que suceda? El que llamó a las generaciones desde el principio. “Yo, YAHWÉH, Soy el primero para todo futuro, Yo SOY.”

5 Las tierras costeras han visto y han tenido temor. Los confines de la tierra han temblado. Se han aproximado y ahora han venido.

6 Cada uno ayuda a su prójimo que trabaja, cada uno dice a su hermano: “¡Sé fuerte!”

7 El carpintero anima al orfebre, el pulidor anima al que repuja el metal; él dice del soldador: “Sí, eso está bueno,” entonces pone clavos [en el ídolo] para que no se mueva.

8 “Pero tú, Israel, mi siervo; Yaakov, a quien he escogido, simiente de Avraham Mi amigo,

9 Yo los he tomado de los confines de la tierra, te convoqué desde sus partes más lejanas y te dije: “Tú eres Mi siervo, Yo te he escogido, no te he rechazado.

10 No tengas temor, Yo estoy contigo; no desmayes, porque Yo soy tu Elohim. Yo te doy fuerzas, Yo deparo ayuda, Yo te sostengo con Mi victoriosa mano derecha.

11 Todos aquellos que se han enfurecido contra ti serán avergonzados y confundidos, puestos en deshonra; aquellos que pelearon contra ti serán destruidos, serán como nada.

12 Los buscarás, pero no los encontrarás, aquellos que insolentemente contendieron contigo; sí, aquellos que te hicieron la guerra serán como nada, absolutamente nada.

13 Porque Yo, YAHWÉH, soy tu Elohim, te digo, mientras sostengo tu mano derecha: ‘¡No tengas temor; Yo te ayudaré.

14 No tengas temor, Yaakov, tú, gusano, ustedes, hombres de Israel, pocos en número!’ Yo te ayudaré,” dice YAHWÉH; “y tu Redentor, el HaKadosh de Israel.

15 “He aquí, Yo te convertiré en horquilla de trillar, nueva, con dientes afilados y puntiagudos, para trillar los montes y triturarlos hasta hacerlos polvo,

16 mientras los avientas, el viento los volará lejos, y el torbellino los esparcirá. Entonces te regocijarás en YAHWÉH, te gloriarás en el HaKadosh de Israel.
DEVAR TORÁH

Romanim/Rom. 3:19-5:6

19 Pero sabemos que todo lo que dice la Toráh, lo dice a los que están bajo [la condenación de] la Toráh, para que toda boca se calle, y todo el mundo quede convicto ante Elohim.
20 Así que por obras legales nadie se justificará delante de él; pues la función de la Toráh es definir el pecado.
21 Pero ahora, independiente de la Toráh, se ha manifestado un indulto que concede YAHWÉH, atestiguado por la Toráh y los Profetas;
22 indulto que Elohim concede por medio de la fe en Yahshúa el Mashíaj a todos los que creen, sin distinción;
23 porque todos pecaron y están privados de la gloria de Elohim.
24 Son declarados justos gratuitamente por un favor suyo, mediante la redención realizada por el Mashíaj Yahshúa.
25 Elohim lo ha puesto a él como expiación por la fe en su sangre; y así se demuestra que YAHWÉH es justo al perdonar con paciencia los pecados del pasado.
26 Y así se demuestra su justicia en el tiempo presente; de modo que él queda como justo y como justificador del que tiene fe en Yahshúa.
27 Así que ¿dónde queda la jactancia? Queda excluida. ¿Por qué principio? ¿Por el de las obras? Claro que no, sino por el principio de la fe.
28 Por eso sostenemos que al hombre se lo declara justo por la fe, y no por obras legales.
29 ¿Acaso él es el Elohim de los judíos sola- mente? ¿No lo es también de los gentiles? ¡Por supuesto! También lo es de los gentiles.
30 Porque hay un solo Elohim, quien declara justos por la fe a los circuncisos, y también por la fe a los incircuncisos.
31 Entonces, ¿invalidamos la Toráh por la fe? ¡De ninguna manera! Al contrario, confirmamos la Toráh.
4 Entonces, ¿qué diremos que consiguió Avraham, el progenitor de nuestra raza?
2 Porque si a Avraham lo declararon justo por las obras, tiene de qué jactarse, aunque no delante de Elohim.
3 Pero ¿qué dice la Escritura? “Avraham le creyó a Elohim, y se le contó como justicia”.
4 Al que trabaja, no se le cuenta el salario como un favor, sino como algo que se le debe.
5 Pero al que sin obras cree en aquel que justifica al impío, se le cuenta su fe como justicia.
6 Así también David proclama la felicidad del hombre a quien Elohim le atribuye justicia independientemente de sus obras,
7 diciendo: “Felices lo que están perdonados de sus culpas, cuyos pecados quedaron cubiertos.
8 Feliz el hombre a quien YAHWÉH jamás le tomará en cuenta su pecado”.
9 ¿Será que esta felicidad es solamente para los circuncisos, o es también para los incircuncisos? Ya dijimos que a Avraham se le contó su fe como justicia.
10 Pero ¿cuándo se le contó: antes o después de circuncidarse? No fue después de circuncidarse sino antes de circuncidarse.
11 La circuncisión la recibió después como señal, como sello de la justicia por la fe que tenía cuando estaba aún incircunciso, para que viniera a ser padre de todos los creyentes no circuncidados –para que se les atribuya justicia–;
12 y padre de los circuncisos que, además de estar circuncidados, también siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Avraham antes de circuncidarse.
13 Porque la promesa a Avraham y a su descendencia, de que sería heredero del mundo, no se estipuló por una ley, sino por medio de la justicia [que obtuvo] por la fe.
14 Porque si el ser herederos dependiera de una ley, entonces la fe sería innecesaria, y la promesa quedaría anulada.
15 Porque la ley produce reprobación; mientras que si no es por ley, no se toma en cuenta la transgresión.
16 Por eso es que [la promesa] depende de la fe, para que siendo gratuita, sea válida para toda su descendencia. No sólo para el que lo es por ley, sino también para el que lo es por [seguir] la fe de Avraham, que es padre de todos nosotros
17 –como está escrito: “Te he constituido padre de muchas naciones– [y que sea válida] ante Elohim, en quien él creyó, que vivifica a los muertos y llama a las cosas que no existen como si existieran.
18 Avraham creyó cuando no había esperanza, que llegaría a ser padre de muchas naciones, de acuerdo con lo que se le había dicho: “Así será tu descendencia”.
19 Su fe no se debilitó al considerar su cuerpo, ya casi muerto (pues tenía como cien años), y la matriz estéril de Sarah.
20 Pero no dudó de la promesa de Elohim por falta de fe. Al contrario, su fe se fortaleció reconociendo que el Elohim decía la verdad,
21 plenamente convencido de que él podía cumplir lo que había prometido.
22 Por esa razón se le contó como justicia.
23 Pero no sólo para él se escribió que se le contó,
24 sino también para nosotros, a quienes se nos habría de contar: a los que creemos en el que resucitó de entre los muertos a Yahshúa nuestro Maestro,
25 a quien entregaron por nuestras transgresiones y resucitaron para declararnos justos.
5 Así que, declarados justos por la fe, estamos en paz con Elohim por medio de nuestro Maestro Yahshúa el Mashíaj.
2 Por su medio también hemos obtenido acceso por la fe a este favor en el cual estamos firmes, y nos gloriamos en esperar la gloria de Elohim.
3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce perseverancia,
4 y la perseverancia produce aprobación, y la aprobación produce esperanza.
5 Y la esperanza no decepciona, porque el amor de Elohim se ha derramado en nuestros corazones gracias al espíritu de santidad que se nos ha dado.
6 Porque cuando éramos aún débiles, a su debido tiempo el Mashíaj murió por los impíos.

DEVAR TORÁH