1 Noaj, נח Gn 6:9 – 11:32
9 Esta es la descendencia de Nóaj. Nóaj fue un hombre recto; fue intachable en su época; Nóaj caminó con ha’ Elohim.

10 Nóaj procreó tres hijos: Shem, Jam, y Yéfet.

11 La tierra se corrompió delante de ha’ Elohim; la tierra estaba llena de injusticia.

12 Cuando Elohim vio cuán corrompida estaba la tierra, porque toda persona se había corrompido en su conducta sobre la tierra,

13 Elohim le dijo a Nóaj: “He determinado poner fin a todos los humanos, porque la tierra está llena de injusticia por culpa de ellos: los voy a destruir con la tierra.

14 Constrúyete un arca de madera resinosa; hazla como un arca con compartimientos, y recúbrela por dentro y por fuera con brea.

15 Así es como deberás hacerla: la longitud del arca será de ciento treinta y cinco metros, su anchura de veintidós metros y medio, y su altura de trece metros y medio.

16 Haz una abertura para que entre la luz al arca, y termínala como a medio metro del techo. Pon la entrada del arca a un costado; hazla de tres pisos.

17 Por Mi parte, voy a enviar el Diluvio, que inundará la tierra, para destruir a todo ser bajo los cielos en el que haya aliento de vida; todo sobre la tierra perecerá.

18 Pero estableceré Mi Alianza contigo, y tú entrarás en el arca, con tus hijos, tu esposa, y las esposas de tus hijos.

19 Y de todo lo que vive, de toda carne, introducirás en el arca dos de cada uno para preservarles la vida contigo; serán macho y hembra.

20 De toda especie de aves, toda especie de ganado, toda especie de reptiles en la tierra, dos de cada uno vendrán a ti para preservar sus vidas.

21 Por tu parte, toma de todo lo que se come y almacénalo, para que te sirva de alimento a ti y a ellos”.

22 Y así lo hizo Nóaj; tal como Elohim le ordenó, así lo hizo.
DEVARIM YAHWÉH

7 Entonces YAHWÉH le dijo a Nóaj: “Entra en el arca, con toda tu familia, porque sólo a ti he encontrado recto ante Mí en esta generación.

2 De todo animal puro tomarás siete pares, un macho y su pareja; y de todo animal que no es puro, dos: un macho y su pareja;

3 de las aves de los cielos también, siete pares, macho y hembra, para que se conserve su especie sobre toda la tierra.

4 Porque dentro de siete días haré llover sobre la tierra, por cuarenta días y cuarenta noches, y borraré de la tierra toda vida que he creado”.

5 Y Nóaj hizo tal como YAHWÉH le ordenó.

6 Nóaj tenía seiscientos años de edad cuando vino el Diluvio e inundó la tierra.

7 Nóaj con sus hijos, su esposa, y las esposas de sus hijos entraron en el arca para protegerse del Diluvio.

8 De los animales limpios, de los animales que no son limpios, de las aves, y de todo lo que se arrastra por el suelo,

9 dos de cada uno, macho y hembra, vinieron a Nóaj y entraron en el arca, como Elohim le había ordenado a Nóaj.

10 Y en el séptimo día vinieron las aguas del Diluvio sobre la tierra.

11 En el año seiscientos de la vida de Nóaj, en el segundo mes, el día diecisiete del mes, en ese día reventaron todas las fuentes del gran abismo, y se abrieron las compuertas de los cielos.

12 La lluvia cayó sobre la tierra por cuarenta días y cuarenta noches.

13 En ese mismo día Nóaj, y los hijos de Nóaj, Shem, Jam y Yéfet, entraron en el arca, con la esposa de Nóaj y las tres esposas de sus hijos;

14 ellos y todas las bestias de cada especie, todo el ganado de cada especie, y toda especie de reptiles, y toda ave, todo lo que tiene alas.

15 Vinieron a Nóaj y entraron en el arca, dos de cada animal en los que había aliento de vida.

16 Así todos los que entraron eran el macho y la hembra de cada especie, como Elohim le había ordenado. Y YAHWÉH cerró la puerta.
DEVARIM YAHWÉH

17 El diluvio continuó por cuarenta días sobre la tierra, y las aguas aumentaron y levantaron el arca de modo que se elevó sobre la tierra.

18 Las aguas se extendían y crecían grandemente sobre la tierra, y el arca flotaba sobre las aguas.

19 Cuando las aguas hubieron subido mucho más sobre la tierra, todas las montañas más altas en todas partes debajo de los cielos quedaron cubiertas.

20 Como siete metros más subieron las aguas, después de cubrir las montañas.

21 Y perecieron todos los seres vivientes que se mueven en la tierra: aves, ganado, bestias, y todo lo que enjambra sobre la tierra, y toda la humanidad.

22 Todo lo que tenía en su nariz el más leve aliento de vida, todo lo que había en tierra seca, murió.

23 Fue eliminada toda existencia sobre la tierra: hombre, ganado, reptiles, y aves de los cielos; fueron eliminados de la tierra. Solamente Nóaj quedó vivo, y los que estaban con él en el arca,

24 y prevalecieron las aguas sobre la tierra ciento cincuenta días.

8 Elohim se acordó de Nóaj y de todas las bestias y de todo el ganado que estaban con él en el arca, y Elohim hizo que soplara un viento por toda la tierra, de modo que las aguas comenzaron a bajar.

2 Las fuentes del abismo y las compuertas de los cielos se cerraron, y la lluvia de los cielos se detuvo;

3 entonces las aguas siguieron retrocediendo sobre la tierra. Para el fin de los ciento cincuenta días las aguas disminuyeron,

4 tanto que en el séptimo mes, el día diecisiete del mes, el arca encalló sobre las montañas de Ararat.

5 Las aguas siguieron disminuyendo hasta el décimo mes; en el décimo mes, el primero del mes, se hicieron visibles los picos de las montañas.

6 Después de cuarenta días, Nóaj abrió la ventana del arca que había hecho

7 y envió al cuervo; éste siguió volando de un lado para otro hasta que se secaron las aguas de sobre la tierra.

8 Después envió la paloma para ver si las aguas habían menguado sobre la superficie de la tierra.

9 Pero la paloma no halló un lugar donde posarse, y regresó con Nóaj al arca, porque había agua sobre toda la tierra. Así que él sacó la mano, tomó la paloma, y la introdujo al arca.

10 Esperó otros siete días, y volvió a enviar la paloma desde el arca.

11 La paloma regresó a él por la tarde, y traía en el pico una hoja de olivo arrancada. Entonces supo Nóaj que las aguas habían menguado sobre la tierra.

12 Esperó aún otros siete días y envió la paloma; y no volvió más a él.

13 En el año seiscientos uno, en el primer mes, el primero del mes, las aguas comenzaron a secarse sobre la tierra; y cuando Nóaj quitó la cubierta del arca, vio que la superficie de la tierra se estaba secando.

14 Y para el segundo mes, para el día veintisiete del mes, la tierra estaba seca.
DEVARIM YAHWÉH

15 Elohim le habló a Nóaj y le dijo:

16 “Sal del arca, junto con tu esposa, tus hijos, y las esposas de tus hijos.

17 Saca también a todos los seres vivientes que están contigo: aves, animales, y todo lo que se arrastra por la tierra; para que enjambren sobre la tierra y sean fecundos y se multipliquen en la tierra”.

18 Así que Nóaj salió, junto con sus hijos, su esposa, y las esposas de sus hijos.

19 Todos los animales, todos los reptiles, y todas las aves, todo lo que se mueve sobre la tierra, salieron del arca por familias.

20 Entonces Nóaj construyó un altar para YAHWÉH y, tomando de todo animal puro y de toda ave pura, presentó ofrendas quemadas sobre el altar.

21 Entonces YAHWÉH olió el agradable aroma, y se dijo YAHWÉH: “Nunca más volveré a maldecir la tierra por culpa del hombre, porque las tramas de la mente del hombre son malvadas desde su juventud; tampoco volveré a destruir jamás a todo ser viviente, como lo he hecho.

22 Mientras dure la tierra, siembra y cosecha, frío y calor, verano e invierno, día y noche no han de faltar”.

9 Elohim bendijo a Nóaj y a sus hijos diciéndoles: “Sean fecundos y multiplíquense, y llenen la tierra.

2 Todas las bestias de la tierra y todas las aves de los cielos les temerán y los respetarán a ustedes, todo lo que ocupa la tierra, y todos los peces del mar, quedan bajo su autoridad.

3 Toda criatura que vive les servirá de alimento, al igual que la hierba verde, les daré todo esto.”

4 Sin embargo, no deben comer carne con su alma –su sangre– en ella.

5 De la sangre de vida de ustedes Yo pediré cuentas: se las pediré a toda bestia; al hombre también le pediré cuentas por la vida humana; a cada hombre por la de su prójimo.”

6 “A cualquiera que derrame la sangre de un hombre, otro hombre le derramará la suya; porque Elohim hizo al hombre a su imagen.

7 Sean fecundos, pues, y multiplíquense; abunden en la tierra y multiplíquense en ella”.
DEVARIM YAHWÉH

8 Elohim les dijo a Nóaj y a sus hijos:

9 “Yo establezco ahora Mi Alianza con ustedes y con su linaje por venir,

10 y con todo ser viviente que está con ustedes –aves, ganado, y toda bestia salvaje también– todo lo que ha salido del arca, todo ser viviente sobre la tierra.

11 Yo mantendré Mi Alianza con ustedes: nunca más será eliminado todo ser viviente por las aguas de un diluvio, y nunca más habrá un diluvio que destruya la tierra”.

12 Y Elohim añadió: “Esta es la señal que establezco para la alianza que hago con ustedes, y con toda criatura que vive con ustedes, por todas las edades venideras:

13 He establecido Mi arco en las nubes, y servirá como señal de Mi alianza con la tierra.

14 Cuando Yo traiga nubes sobre la tierra, y aparezca el arco en las nubes,

15 Me acordaré de Mi Alianza con ustedes y con toda criatura viviente de toda especie, de modo que las aguas no vuelvan a formar un diluvio que destruya todo ser.

16 Cuando el arco salga en las nubes, yo lo veré y me acordaré de la Alianza Eterna entre Elohim y toda criatura viviente, todo ser que hay en la tierra”.

17 Elohim le dijo a Nóaj: “Esta será la señal de la Alianza que He Establecido con todo ser que hay sobre la tierra”.
DEVARIM YAHWÉH

18 Y fueron los hijos de Nóaj, los que salieron del arca: Shem, Jam, y Yéfet –Jam fue el padre de Kenaán–.

19 Estos tres fueron los hijos de Nóaj, y ellos se propagaron por todo el mundo.

20 Nóaj, hombre de la tierra, plantó una viña.

21 Un día bebió vino y se emborrachó, y se quedó desnudo dentro de su carpa.

22 Jam, el padre de Kenaán, vio a su padre desnudo y salió a contárselo a sus dos hermanos.

23 Pero Shem y Yéfet tomaron una capa, se la pusieron en los hombros y, caminando de espaldas, cubrieron la desnudez de su padre; como iban mirando para otro lado, no vieron a su padre desnudo.

24 Cuando Nóaj se despertó de la borrachera y supo lo que le había hecho su hijo, el pequeño

25 y dijo: “Maldito sea Kenaán; el más bajo de los esclavos será para sus hermanos”.

26 Y añadió: “Bendito sea YAHWÉH, Elohim de Shem; que Kenaán sea su esclavo.

27 Que Elohim extienda a Yéfet {Extensión}, y que habite en las carpas de Shem; y que Kenaán sea esclavo de ellos”.

28 Nóaj vivió después del Diluvio 350 años.

29 Y todos los días de Nóaj sumaron 950 años; entonces murió.

10 Estos son los descendientes de Shem, Jam, y Yéfet, hijos de Nóaj, los hijos que les nacieron después del Diluvio:

2 Los descendientes de Yéfet: Gómer, Magog, Maday, Yaván, Tubal, Méshej y Tirás.

3 Los descendientes de Gómer: Ashkenaz, Rifat y Togarmah.

4 Los descendientes de Yaván: Elishah y Tarshish, los Kitim y los Dodanim.

5 De estos surgieron los pueblos marítimos. [Estos son los descendientes de Yéfet] por sus tierras –cada cual con su idioma– sus clanes y sus naciones.

6 Los descendientes de Jam: Kush, Mitzraim, Put, y Kenaán.

7 Los descendientes de Kush: Sebá, Havilah, Sabtah, Raamah y Sabtejá. Los descendientes de Raamah: Shebá y Dedán.

8 Kush además procreó a Nimrod, quien fue el primer hombre poderoso en la tierra.

9 Fue un heroico cazador por la gracia de YAHWÉH; de ahí el dicho: “Como Nimrod un heroico cazador delante de YAHWÉH”.

10 La base de su reino fue Bavel, Érej, Akad, y Kalneh en la tierra de Shinar.

11 De esa tierra salió Ashur y edificó a Nineveh, Rehobot Ir, Kélaj,

12 y Resen entre Nineveh y Kélaj, ésta es la ciudad grande.

13 Y Mitzraim procreó a los ludim, los anamim, los lehabim, los naftujim,

14 los patrusim, los kaslujim, de donde vinieron los filisteos y los kaftorim.

15 Kenaán procreó a Tsidón, su primogénito, y a Jet;

16 y al yebusita, al emorita, al guirgashita,

17 al jivita, al arqita, al sinita,

18 al arwadita, al tsemarita, y al jamatita. Después se esparcieron los clanes del Kenaánita.

19 El territorio Kenaánita se extendía desde Tsidón hasta Guerar, cerca de Atsá, y hasta Sedom, Amorah, Admah, y Tseboyim, cerca de Leshá–.

20 Estos son los descendientes de Jam, según sus clanes e idiomas, por sus tierras y naciones.

21 Le nacieron hijos también a Shem, antepasado de todos los descendientes de Éver y hermano mayor de Yéfet.

22 Los descendientes de Shem: Elam, Ashur, Arpajshad, Lud, y Aram.

23 Los descendientes de Aram: Uts, Jul, Guéter, y Mash.

24 Arpajshad procreó a Shélaj, y Shélaj procreó a Éver.

25 Dos hijos le nacieron a Éber: el primero se llamó Péleg {División} porque en sus días se dividió la tierra; y su hermano se llamó Yoktán.

26 Yoktán procreó a Almodad, Shélef, Jatsarmávet, Yéraj,

27 Hadoram, Uzal, Diqlah,

28 Obal, Abimael, Sheba,

29 Ofir, Javilah, y Yobab; todos estos fueron los descendientes de Yoktán.

30 Sus poblaciones se extendían desde Meshá hasta Sefar, la serranía de Oriente.

31 Estos son los descendientes de Shem según sus clanes e idiomas, por sus tierras, según sus naciones.

32 Estos son los grupos de los descendientes de Nóaj, según sus orígenes, por sus naciones; y de estos surgieron las naciones sobre la tierra después del Diluvio.
DEVARIM YAHWÉH

11 Todos en la tierra tenían el mismo idioma y las mismas palabras.

2 Y mientras emigraban desde oriente, se encontraron un valle en la tierra de Shinar y se establecieron allí.

3 Se dijeron unos a otros: “Vengan, hagamos ladrillos y cozámoslos”. –El ladrillo les servía de piedra, y el asfalto les servía de mezcla–.

4 Y dijeron: “Vengan, edifiquémonos una ciudad, y una torre cuya cúspide llegue al cielo, para hacernos un nombre, y para no dispersarnos por todo el mundo”.

5 YAHWÉH bajó a ver la ciudad y la torre que habían edificado los hombres,

6 y dijo YAHWÉH: “Si, siendo un pueblo con un sólo idioma para todos, así es como han empezado a actuar, entonces nada de lo que se propongan hacer estará fuera de su alcance.

7 Así que bajemos y confundamos allá su idioma, de modo que ninguno entienda el habla del otro”.

8 Así los esparció YAHWÉH de allí sobre la superficie de toda la tierra; y dejaron de edificar la ciudad.

9 Por eso se le llamó Bavel (Confusión), porque allí confundió YAHWÉH el idioma de toda la tierra; y de allí los dispersó YAHWÉH sobre la superficie de toda la tierra.

10 Esta es la sucesión de Shem: Shem tenía 100 años de edad cuando procreó a Arpajshad, dos años después del Diluvio.

11 Después del nacimiento de Arpajshad, Shem vivió 500 años y procreó hijos e hijas.

12 Cuando Arpajshad llevaba de vida treinta y cinco años, procreó a Shélaj.

13 Después del nacimiento de Shélaj, Arpajshad vivió 403 años y procreó hijos e hijas.

14 Cuando Shélaj llevaba de vida treinta años, procreó a Éver.

15 Después del nacimiento de Éver, Shélaj vivió 403 años y procreó hijos e hijas.

16 Cuando Éver llevaba de vida treinta y cuatro años, procreó a Péleg.

17 Después del nacimiento de Péleg, Éver vivió 430 años y procreó hijos e hijas.

18 Cuando Péleg llevaba de vida treinta años, procreó a Reú.

19 Después del nacimiento de Reú, Péleg vivió 209 años y procreó hijos e hijas.

20 Cuando Reú llevaba de vida treinta y dos años, procreó a Serug.

21 Después del nacimiento de Serug, Reú vivió 207 años y procreó hijos e hijas.

22 Cuando Serug llevaba de vida treinta años, procreó a Najor.

23 Después del nacimiento de Najor, Serug vivió 200 años y procreó hijos e hijas.

24 Cuando Najor llevaba de vida veintinueve años, procreó a Téraj.

25 Después del nacimiento de Téraj, Najor vivió 119 años y procreó hijos e hijas.

26 Cuando Teraj llevaba de vida setenta años, procreó a Avram, Najor, y Jarán.

27 Ahora bien, esta es la sucesión de Teraj: Teraj procreó a Avram, a Najor, y a Jarán; y Jarán procreó a Lot.

28 Jarán murió en vida de su padre Teraj, en su tierra natal, Ur de los caldeos.

29 Avram y Najor tomaron esposas, la esposa de Avram se llamaba Saray, y la de Najor era Milkah, la hija de Jarán, el padre de Milkah e Yishkáh.

30 Ahora bien, Saray era estéril, no tenía hijos.

31 Teraj tomó a su hijo Avram, a su nieto Lot hijo de Jarán, y a su nuera Saray, la esposa de su hijo Avram, y salieron juntos de Ur de los caldeos hacia la tierra de Kenaán; pero cuando llegaron a Jarán, se establecieron allí.

32 Los días de Teraj llegaron a 205 años; y Teraj murió en Jarán.
DEVARIM YAHWÉH

YESHAYAHU/Is. 54:1-55:5

54 “¡Canta mujer estéril, tú, que nunca has tenido un hijo! ¡Prorrumpe en una canción y gritos de júbilo, tú, que nunca has estado de parto! Porque la mujer abandonada tendrá más hijos que la mujer que está viviendo con su esposo,” dice YAHWÉH

2 Agranda el espacio de tu tienda, extiende las cortinas de tu morada; no escatimes, alarga tus cuerdas, refuerza las estacas de tu tienda.

3 Porque te extenderás a la derecha y a la izquierda, tu simiente poseerá las naciones, y habitarán las ciudades desoladas.

4 No temas, porque no estarás avergonzada; no te desanimes, porque no serás deshonrada. Olvidarás la vergüenza de tu juventud, no volverás a acordarte de la deshonra por ser viuda.

5 Tu esposo es tu Creador; YAHWÉH-Tzevaot es Su Nombre. Y el HaKadosh de Israel es tu Redentor. El será llamado el Elohim de toda la tierra.

6 Porque YAHWÉH te ha llamado de regreso como una esposa abandonada y golpeada con dolor; “Una esposa casada en su juventud no puede ser repudiada,” dice YAHWÉH tu Elohim.

7 Por un breve momento te abandoné, pero con gran misericordia tendré compasión de ti.

8 En un poco de ira, escondí Mi Rostro de ti; pero con misericordia eterna, tendré compasión de ti,” dice YAHWÉH tu Redentor.

9 “Para Mí esto es como la inundación de Nóaj. Así como juré que una inundación como la de Nóaj nunca más cubriría la tierra, así, ahora Yo juro que nunca más estaré enojado contigo o te reprenderé.

10 Porque los montes se pueden apartar y las colinas ser removidas, pero Mi Misericordia nunca te dejará, y Mi Pacto de Shalom no será removido,” dice YAHWÉH, Él es compasivo contigo.

11 [Ciudad] afligida y marginada, tú no has sido consolada, Yo prepararé carbunclo para tus piedras, echaré tus cimientos con zafiros,

12 haré que tus ventanas brillen con rubíes, tus puertas con granate, tus paredes con piedras preciosas.

13 Todos tus hijos serán enseñados por YAHWÉH; tus hijos tendrán paz completa.

14 En justicia serás establecida lejos de la opresión, sin temerle a nada; lejos de la ruina, porque no se acercará a ti.

15 Ellos seguro se reunirán juntos, no será de Mi hechura; cualquiera que trate de forjar tal alianza caerá por tu causa.

16 He aquí que Yo he creado al herrero que sopla las brasas en el fuego y que produce la herramienta para su debido fin; también Soy Yo el que creó al asolador.

17 Ninguna arma forjada prevalecerá contra ti. En la corte refutarás toda acusación, y tus adversarios serán condenados. Esta es herencia de los siervos de YAHWÉH; la recompensa por su rectitud viene de Mí,” dice YAHWÉH.

55 “¡Todos ustedes que están sedientos, vengan a las aguas! ¡Ustedes, sin dinero, vengan, compren, y coman! ¡Sí, vengan! ¡Compren sin dinero vino y leche, son gratuitos!

2 ¿Por qué gastar dinero por lo que no es comida, su jornal, en lo que no satisface? Escúchenme cuidadosamente, ustedes comerán bien, disfrutarán de la grosura de la tierra.

3 Escuchen con sus oídos y sigan mis caminos; escúchenme a Mí, y sus almas vivirán en prosperidad; Yo haré un Pacto eterno con ustedes, que son las misericordias que le aseguré a David.

4 He aquí, Yo lo he hecho a Él como testimonio a los gentiles, por príncipe y comandante para los gentiles.

5 Tú convocarás a naciones que no conoces, y pueblos que no te conocen correrán hacia ti para refugio, por amor a YAHWÉH tu Elohim, el Santo de Israel, Quien te ha glorificado.”
DEVAR TORÁH

MATTITYAHU/Mat. 24:36-44

36 “Pero en cuanto al día y la hora, nadie sabe; ni siquiera los mensajeros del cielo, ni aun el Hijo, sino sólo el Padre.
37 Porque como en los días de Nóaj así será la venida del Hijo del Hombre.
38 Pues como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio hasta el día en que Nóaj entró en el arca,
39 y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.
40 En ese entonces estarán dos en el campo; a uno se lo llevarán, y al otro lo dejarán.
41 Dos mujeres estarán moliendo en un molino; a una se la llevarán, y a la otra la dejarán.
42 Así que manténganse alerta, porque no saben en qué día viene su Maestro.
43 Pero sepan esto: Que si el padre de familia supiera a qué hora habría de venir el ladrón, se quedaría despierto y no dejaría que escalaran su casa.
44 Así que, estén preparados también ustedes, porque a la hora que no piensan, vendrá el Hijo del Hombre.
DEVAR TORÁH